Nuestra historia

2019

El 31 de enero se materializó la venta a Arauco de las sociedades dueñas de dos de los tres complejos industriales que tenía Masisa en México en un valor empresa de US$ 160 millones, cuyos fondos se usaron principalmente para reducir la deuda de la Compañía. Esta transacción le permite a la Compañía preservar el complejo de Chihuahua, que consiste en una línea de tableros PB con una capacidad instalada de 180.000 m3 anuales, y líneas de recubrimientos melamínicos con una capacidad instalada de 50.000 m3 anuales, lo que permitirá mantener una presencia relevante en el mercado de México y de Estados Unidos. 

Con fecha 5 de abril de 2019, el Directorio acordó iniciar un proceso abierto y competitivo para la venta de los activos forestales de Masisa que posee en Chile y Argentina. El Directorio consideró que para el desarrollo del nuevo modelo de negocio, la integración vertical no es determinante, por lo cual este proceso representa una oportunidad para maximizar el valor de los activos forestales y para generar valor tangible para todos los accionistas de la Sociedad. El 20 de marzo de 2020 la Compañía formalizó un acuerdo para vender los activos forestales de Chile, a un precio de US$350 millones, que será usado fundamentalmente para el pago de deuda financiera.

2018

A principios del 2018 se inició un proceso de reorganización y simplificación del grupo de sociedades al que pertenece Masisa S.A., con el objetivo de capturar importante sinergia financiera y operativa, en virtud del cual esta última adquirió de GN Internacional SpA (sociedad relacionada a Grupo Nueva) el 40% de las acciones de la sociedad entonces denominada Inversiones Internacionales Terranova S.A.

Como consecuencia de la reorganización, el negocio forestal de Masisa en Venezuela y Chile quedó radicado en Masisa Forestal SpA, en tanto que los activos industriales de Masisa en Venezuela quedaron concentrados en Inversiones Internacionales Terranova SpA.

MASISA suscribió además un contrato de crédito por la suma total de US$130.000.000, con los bancos Cooperative Rabobank U.A., Banco de Crédito del Perú y Banco Santander, a un plazo de cinco años y 18 meses de gracia, luego de los cuales deben realizarse 7 pagos semestrales iguales correspondientes al 10% del crédito, más una cuota final al mes 60, correspondiente al 30% del capital. Los fondos provenientes de este crédito serán destinados para el refinanciamiento de pasivos de la compañía.

El directorio de Masisa acordó dejar de consolidar en sus estados financieros las cifras correspondientes a las operaciones de sus filiales venezolanas, al igual que otras compañías multinacionales con inversiones en dicho país, debido a la dificultad de medir razonablemente los resultados de estas filiales

2017

Como primer paso del proceso de desinversión, en septiembre se concretó la venta y traspaso del complejo Industrial de MASISA Argentina, ubicado en Concordia, a la empresa austríaca EGGER por un valor de US$155 millones.

En diciembre se materializó el traspaso de la filial MASISA do Brasil Ltda. a la sociedad brasileña Arauco do Brasil S.A. (filial de Celular Arauco y Constitución S.A) por un valor empresa de US$102.811.917. Los activos traspasados consistieron en dos complejos industriales ubicados en Ponta Grossa, Paraná y Montenegro en Río Grande do Sul.

Durante el mismo mes, la Compañía suscribió un contrato con la sociedad chilena Inversiones Arauco Internacional Limitada y con la sociedad mexicana AraucoMex S.A. de C.V., filiales de la sociedad chilena Celulosa Arauco y Constitución S.A., por la venta de las operaciones de MASISA. Concluidas las transacciones de este proceso de desinversión y reestructuración, se estima que la Compañía mejorará la rentabilidad de su negocio, apoyada por un ahorro de más de US$35 millones en gastos financieros y una reducción de aproximadamente US$15 millones de gastos corporativos anuales, relacionados a la nueva estructura de negocios.

Revisa más de nuestra historia en el Reporte Integrado 2019, haciendo clic acá